Bog-Delaet.com
“Porque así como ofrecisteis vuestros miembros como esclavos a la impureza y a la iniquidad, para obrar iniquidad, así ofreced ahora vuestros miembros como esclavos a la justicia, para obrar santidad. Porque cuando eran esclavos del pecado, eran libres en cuanto a la justicia. ¿Qué fruto, pues, teníais entonces? Aquellas obras que al presente os avergüenzan, porque el fin de ellas es muerte. Mas ahora, libres del pecado y hechos esclavos de Dios: vuestro fruto de esto es la santidad y el resultado final, la vida eterna.”
(Romanos 6:19-22)
“El que vence heredará todas las cosas, y Yo seré su Dios, y él será Mi hijo. Mas a los cobardes e infieles, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre. Ésta es la segunda muerte.”
(Apocalipsis 21:7-8)
Testimonios

TESTIMONIO DE DARINA


Me alegra escribir mi testimonio de cómo recibí la curación de una terrible enfermedad cutánea. En otoño del 2015, detecté en la mano izquierda cuatro pequeños bultos. Unos días más tarde, los bultos explotaron y se formó una gran herida. En los bordes de la herida aparecieron nuevos bultos de diferentes tamaños, unos cerca de otros. Al cerrar la mano, salía líquido de los bultos, parecía pus. Después los bultos explotaban de nuevo y la piel empezaba desprenderse. Alrededor de la herida, la carne estaba hinchada. Y donde antes había bultos, ahora no había piel. Mi piel estaba tan dañada y podrida, que podía arrancar el vello corporal con gran facilidad. Cuando aparecían bultos nuevos no sentía dolor, solo hormigueo. Pero mi pregunta principal era: «¿Qué enfermedad era eso y cómo se curaba?» Sin embargo, el médico, después de examinarme, no supo decirme qué era. La enfermedad se extendía cada vez más, por el brazo derecho y, después, por la pierna derecha. Usaba todo tipo de ungüentos, pero no daba ningún resultado. ¡Tenía mucho miedo! …

Acudí al ministro de Dios Vasily Makarus con mi problema, por medio de las oraciones de él, Dios había curado ya a mucha gente y le suplique que orará por mí. Después de unos días, el 30 de noviembre del 2015, en nuestro encuentro, el ministro me preguntó si creía que por su oración, ahora podría ser sanada. Le respondí que sí creía. El ministro Vasily Makarus oró por mí. Durante la oración sentí cómo el Poder de Dios vino a mí y me envolvió. Me encontraba tan bien y tan a gusto. Justo después de la oración, el ministro, cantó una Nueva Canción Espiritual de Dios con el Espiritu Santo en Otras Lenguas. Eso significaba que Dios había obrado el milagro: ¡Estaba CURADA! La canción era tan bonita que mi corazón se llenó de sentimientos de amor hacia Dios y de alegría. Después oramos una oración de agradecimiento. Después de la oración de agradecimiento, el ministro de Dios y yo, juntos, cantamos otra Nueva Canción Espiritual en Otras Lenguas con el Espiritu Santo, como un sacrificio espiritual al Señor. No conocíamos esas canciones. Dios nos dio cada canción y cada melodía en el momento de cantar. Después sucedió lo que está escrito en la Epístola de Santo Santiago: «…Y la oración de la fe sanará al enfermo, y el Señor lo levantará» (Santiago 5:14-16).

Llegue a casa con el corazón lleno de alegría de Dios. Por la tarde de ese mismo día, vi que la piel alrededor de la herida comenzaba a alisarse. Los bultos se hicieron más pequeños. Parecía que la herida de mi mano se había cerrado. Al día siguiente vi que mi mano tenía mejor aspecto: la inflamación había bajado, los bultos se secaban. Cada día había cambios: la piel dañada cambiaba por piel nueva. Después, vi que la piel empezó a secarse y a caerse donde incluso antes no había heridas. No se veían lesiones porque la enfermedad era interna y no habían aparecido todavía en la piel sana. Sin embargo, Dios vio incluso la terrible enfermedad en mi interior y Su Poder Sanador limpió todo mi cuerpo. Yo me regocijaba y agradecía a Dios por Su misericordia y Su gracia todos los días. Y se cumplió la palabra de las Escrituras: «Que el amor de Dios no se ha acabado, ni se ha agotado Su misericordia; cada mañana se renuevan: ¡grande es Tu fidelidad!» (Lamentaciones 3:22-23).

¡Gloria por todo аl Gran Dios el Padre Todopoderoso y al Hijo de Dios, Jesús Cristo, y al Espíritu Santo! Amén.

Darina

Ucrania

Volver a la lista »

El propósito de nuestra predicación es que tanto los cercanos, como los distantes conozcan el Camino de Dios – El Camino de Paz de Amor.

más »

La historia de la Iglesia de Kovel fundada en 1924, es narrada por Vasily Makarus, que es el ministro de nuestra iglesia. A la edad de dieciséis años, estuvo enfermo de muerte, pero Dios lo curó, devolviéndole la vida. Por eso él no se ha casado, se ha dedicado a Dios.

más »

Todos los domingos, durante más de cincuenta años, la Iglesia de Kovel ayuna y ora a Dios por todo el mundo y hoy en día continuamos haciéndolo. Hasta las 18 horas no comemos, ni bebemos nada, y entre las 14 y las 16 horas* en especial oramos intensamente muchas veces. Oramos por todos los pueblos, naciones y lenguas, sus presidentes, reyes y gobernantes, para que la gracia de Dios ayude en todas las obras que se hacen en la Tierra.
* Determina la hora de orar mediante el reloj que se encuentra en la esquina en la parte de arriba al lado derecho de nuestra página web. Este reloj indica la hora en la que oramos.

más »